fbpx Press "Enter" to skip to content

WASP-107b: el exoplaneta más vaporoso jamás descubierto

La investigación sobre WASP-107b, el exoplaneta de menor densidad, revela nuevas condiciones que podrían cambiar la idea de cómo se forman los gigantes gaseosos.

Este exoplaneta WASP-107b está a 211 años luz de nosotros y orbita una estrella enana naranja. Ya en 2017, se descubrió que era uno de los exoplanetas de menor densidad jamás visto. Estudios posteriores revelan que el planeta es aún más vaporoso de lo esperado, este descubrimiento cambia las condiciones que determinan el nacimiento de gigantes gaseosos.

La peculiaridad es que este exoplaneta tiene un núcleo mucho menos masivo de lo inicialmente calculado: un descubrimiento que podría tener implicaciones bastante importantes en la investigación y estudios de exoplanetas.

Los planetas como este que son vaporosos, o más bien de baja densidad, tienen el tamaño de los gigantes gaseosos, pero su densidad es mucho menor: WASP-107b es especialmente grande y definitivamente de muy baja densidad.

El exoplaneta es solo un poco más pequeño que Júpiter, pero su masa es un 10 por ciento menor y con una densidad de solo 0,13 gramos por centímetro cúbico.

Además, dada su proximidad a su estrella,  tiene un período orbital de solo 5,7 días y una temperatura de 462 grados centígrados: su atmósfera se está evaporando rápidamente.

Hay muchas preguntas ahora que los astrónomos se están haciendo:

“¿Cómo se pudo formar un planeta de tan baja densidad? ¿Y cómo evitó que se escapara su enorme capa de gas, especialmente dada la proximidad del planeta a su estrella? Esto nos motivó a hacer un análisis exhaustivo para determinar su historial de formación”.

Dijo la física Caroline Piaulet de la Universidad de Montreal.

Hasta ahora, nuestra comprensión de la formación de gigantes gaseosos se ha basado principalmente en aquellos que han sido más fáciles de estudiar: Saturno y Júpiter.

Al observar Júpiter y Saturno , los astrónomos concluyeron que un núcleo tan masivo era un requisito previo para la formación de gigantes gaseosos.

Para estos planetas, el núcleo masivo tiene una masa superior a 10 veces la masa de la Tierra, por lo que los astrónomos pensaron que un núcleo tan masivo era un requisito previo para la formación de gigantes gaseosos.

El escenario más plausible es que el planeta se formó muy lejos de la estrella y el gas en el disco estaba lo suficientemente frío como para permitir una acumulación muy rápida del gas. Posteriormente, el planeta pudo migrar a su posición actual debido a interacciones con la estrella o con otros planetas del sistema.

(Visited 16 times, 1 visits today)
Comparte el conocimiento
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments are closed.