fbpx Press "Enter" to skip to content

Mike Pompeo, del Gobierno de Trump, asegura que el COVID-19 nació en laboratorio chino

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, volvió a señalar que la pandemia del coronavirus podría haber nacido en un laboratorio de Wuhan, China, al mismo tiempo que desconfió de la información entregada por el país oriental.

“Hay una enorme cantidad de pruebas de que es allí donde comenzó”, indicó Pompeo a la cadena ABC.

Luego añadió: “China hizo todo lo posible para asegurarse de que el mundo no se enterara a tiempo sobre COVID-19. Fue un clásico esfuerzo de desinformación comunista”.

El funcionario de gobierno acusó al Partido Comunista chino de “seguir bloqueando el acceso a sus laboratorios al mundo occidental, a los mejores científicos del mundo, para averiguar qué ocurrió exactamente. Tenemos que entrar ahí. Todavía no tenemos las muestras del virus que necesitamos”.

Tal como había afirmado el presidente Donald Trump, Pompeo anticipó que los responsables de la propagación del coronavirus tendrán consecuencias: “China creó un riesgo enorme. El presidente Trump fue muy claro, vamos a hacer que los responsables rindan cuentas, y lo haremos cuando nosotros decidamos”.

Anteriormente, el mandatario ya había insinuado implicancia de los chinos: “Si fue un error, un error es un error (…) pero si fueron intencionadamente responsables, sí, entonces debería haber consecuencias”.

Comparte el conocimiento
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments are closed.