fbpx Press "Enter" to skip to content

La historia del mítico Jardín Surrealista de Edward James en México

Uno de los lugares más místicos de México es el Jardín Surrealista de Edward James, aunque pocos saben su historia. Por ello, te contamos todo lo que no sabías sobre este jardín, el único de este estilo en Latinoamérica.

Ubicado en el pueblo de Xilitla en San Luis Potosí, este jardín fue creado por el poeta y artista escocés Edward James. Fanático del arte surrealista, James mandó construir dicho jardín con una arquitectura y esculturas únicas, escondidas entre el paisaje de la Huasteca Potosina.

Edward James fue un poeta y artista de origen escocés, que llegó a México al final de la década de 1940. Fanático del surrealismo y cautivado por la belleza del paisaje de Xilitla, adquirió un terreno para crear un jardín de orquídeas.

De esta manera, James visualizó un espacio único: un jardín de esculturas que desafiaba la arquitectura tradicional y mezclaba elementos de la fantasía y la realidad.

Aunque fue James quien idealizó este lugar, su amigo Plutarco Gastelum era el administrador, ya que en esa época las leyes mexicanas prohibían a los extranjeros comprar propiedades inmobiliarias.

La construcción del Jardín Surrealista de Edward James comenzó en 1947, con más de 150 personas de la región que trabajaron en el proyecto, incluidos carpinteros, albañiles y jardineros dirigidos por Carmelo Muñoz Camacho.

Se dice que James disfrutaba platicar con los trabajadores sobre sus viajes y las plantas que amaba, pues eran la inspiración para construir el jardín. Sin embargo, no existían planos del proyecto como tal,sino que se construía conforme a su imaginación.

Al tratarse de una propiedad privada, el Jardín Surrealista no estaba pensado para recibir al público ni habitarse de manera permanente, de ahí el diseño poco funcional de las esculturas que lo conforman.

Así, este lugar era un espacio para la contemplación de Edward James, el cual visitaba durante ciertas temporadas y cuya construcción se detuvo en 1984, año en el que James falleció.

Algunas de las esculturas más famosas de este espacio son “La escalera al cielo”, “El Portón de San Pablo”, “Las orquídeas” de concreto o “Las Manos del Gigante”, que, si bien son meramente decorativas, se han convertido en un ícono del arte.

Aunque el Jardín Escultórico Surrealista de Edward James nunca fue concebido para recibir visitantes, en 1991 este espacio se rehabilitó para abrir sus puertas al público, siendo uno de los más visitados del país.

Sin embargo, los visitantes deben seguir las reglas establecidas y tener precaución, ya que algunas esculturas, columnas y arcos se muestran frágiles debido al desgaste natural con el paso de los años.

Aunque el Jardín Escultórico Surrealista de Edward James se encuentra temporalmente cerrado debido a la contingencia del COVID-19, la manera más fácil de llegar a este lugar es en coche, por la autopista Querétaro-San Luis Potosí.

Comparte el conocimiento
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments are closed.