fbpx Press "Enter" to skip to content

La cuarentena mundial por COVID-19 está salvando a las abejas; hay un auge de flores silvestres

La cuarentena debido por coronavirus, está demostrando ser un impulso para las abejas y las especies raras de flores silvestres en todo el mundo.

Al menos esas son buenas noticias. Cada vez brotan más flores, especialmente en la carretera que atraen polinizadores como las abejas, estableciendo lo que los ambientalistas esperan que sea una tendencia a largo plazo.

Las flores silvestres raras y las poblaciones de abejas en declive están comenzando a recuperarse durante el bloqueo del coronavirus, porque muchos municipios están dejando los bordes de las carreteras sin cortarlos, y muchas tierras tienen menos tráfico. Esto está llevando al nacimiento ininterrumpido de millones de flores silvestres que atraen a los insectos polinizadores.

Este respiro probablemente provocará una explosión de color en el campo este verano y beneficiará a muchos polinizadores, incluidas mariposas, abejas, etc.
Especialmente los bordes de las carreteras son uno de los últimos refugios para las numerosas especies de plantas que han sido devastadas por la conversión de los prados naturales en tierras agrícolas y residenciales. Estas estrechas franjas de césped albergan muchas especies de flores silvestres.

Sin embargo, su principal papel omo áreas de conservación normalmente se ve menoscabado por los municipios cada primavera cuando limpian los bordes de las carreteras. Esto reduce muchas plantas antes de que puedan florecer y sembrar, lo que lleva a una disminución constante de margaritas, sonajas amarillas, zanahorias silvestres, saxifrajes, betonias, etc. En resumen, simplemente dejar que florezcan muchas de nuestras plantas puede ofrecer polen y néctar a las abejas y crear una repoblación beneficiosa tanto para el planeta como para el ser humano.

Todo esto no solo beneficia a las abejas, sino también a las poblaciones de mariposas, pájaros, murciélagos y todos los insectos que dependen de las plantas silvestres para sobrevivir de una manera extraordinaria.
Aunque para los humanos probablemente no sea así, este podría ser el mejor verano durante años para estas plantas y para los polinizadores como las abejas, esta es una oportunidad única para revertir la tendencia de la muerte y comenzar a poblar nuevamente. El hombre también se beneficiará, nuestra vida depende mucho de las abejas.

Comparte el conocimiento
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments are closed.