fbpx Press "Enter" to skip to content

Científicos lograron crear ondas de choques que emulan las supernovas

A pesar de saber lo que son, las supernovas siguen siendo un gran secreto para la ciencia. Una supernova ocurre cuando una estrella agota su combustible nuclear y carece de energía para soportar su masa. Esto genera la muerte o explosión del cuerpo celeste, que a su vez esparce una serie de partículas por el Universo.

Además genera una intensa luz que, dependiendo del tamaño de la estrella, puede iluminar a una galaxia entera.

Pero no solo se trata del espectáculo visual, la ciencia determinó que con la explosión se dan varios fenómenos. Entre ellos que las ondas de choque son tan poderosas que actúan como aceleradores de partículas. Debido a este proceso logran lanzar por el Universo rayos cósmicos a la velocidad de la luz.

No entienden como se lleva a cabo este proceso. A través de la mirada de los telescopios no es posible visualizar todos los componentes que allí participan. Sin embargo un grupo de investigadores se las idearon para emular sus propias ondas y a través de dichos modelos recrear las ondas de las supernovas.

La ciencia está detrás de esta investigación debido a que sirve como muestra de la manera en que trabaja la velocidad.

Además de ello en las ondas de choque está presente la energía nuclear. Reseña el portal Slash Gear, que los científicos descubrieron que los choques desarrollan pequeñas turbulencias que no pueden observarse.

Dicha turbulencia, a escala mucho menor, es la encargada de impulsar los electrones hacia la onda. Este proceso que se identifica es el que ocurre antes de alcanzar el esparcimiento de la supernova a la velocidad de la luz.

Los científicos aseguran que esta mecánica es fascinante, pero que se encuentran muy lejos de poder estudiarlas. En consecuencia utilizaron unos equipos láser con mucha potencia, para señalar un par de láminas de carbón.

Al realizar este proceso las observaciones de rayos X revelaron las características que estaban buscando. Es decir, que pudieron emular las ondas de choque, en un laboratorio.

Hasta ahora los científicos tienen claro que las ondas de choque, sin colisión, producen campos electromagnéticos.

Estas hacen rebotar las partículas cargadas y aumentan la velocidad. Parte de la investigación es poder llegar a la conclusión de saber que es lo que genera el aumento apresurado de velocidad.

Comparte el conocimiento
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments are closed.